13/12/14

SOBRE LAS LISTAS DE "MEJORES" LIBROS - 2014

* Publicado por el suplemento cultural Laberinto de Milenio, el sábado 13 de diciembre del 2014.

SOBRE LAS LISTAS DE "MEJORES" LIBROS - 2014

Pronto veremos circular en Internet listas de los “mejores” libros literarios publicados en México este año. Serán fraudulentas.

Casi todos hacen listas de “mejores” libros para quedar bien con sus amigos y ser incluidos en las listas del año próximo. Si fueran críticos literarios, escribirían largos y constantes estudios analíticos. 

Como no son críticos realmente, hacen listas.

Y en sus listas aparecen editores que se hacen pasar por escritores (y viceversa). Esos listos escritores buscan que tales listos editores los sigan publicando en sus editoriales, antologías o revistas.

En el futuro los escritores serán editores piropeándose unos a otros y publicándose con el dinero que el gobierno pone para mantenerlos contentos. La literatura mexicana es una compradera de votos.

Otro fraude lo hacen escritores mayores cuya obra no ha logrado consolidarse pero utilizan el prestigio obtenido para dar despensas de canon a escritores plurinominales. Veremos listas de escritores “jóvenes” hechas por escritor@s apadrinados por el gobierno en turno y constantemente premiad@s por amigos suyos con dinero del pueblo.

Cuando la situación es difícil y no hay siquiera cinco libros que valgan la pena, no hacen listas de “mejores” libros sino de “mejores” escritores

Si una lista la firman dos o tres personas seguro es una estafa, un mini-Teletón.

Como se han hecho muchos fraudes en los últimos años los propios fraudulentos evitan firmar solos sus listas y buscan cómplices para repartirse la irresponsabilidad de dar el dedazo a amigos, editores, contactos, parejas, talleristas, discípulos o porristas anunciándolos como Las Mejores Plumas de las que Todavía No Se Puede Enlistar uno Solo de Sus Libros porque son tan buen@s que sus mejores libros apenas vienen. Su Facebook lo prueba.

Y, claro, luego pasearán en Ferias del Libro, con dinero público.

Otro truco patético es descubrir que los incluidos en las listas son escritores que son funcionarios. Aparecen en todas las listas posibles y resultan, incluso, la Revelación. El libro nadie lo ha leído. Pero eso qué importa. Tiene un puesto que traerá Grande$ Beneficio$ a Tod@s.

En cuestión de libros leídos, los escritores mexicanos son como Peña Nieto.

Si a un escritor nacional le preguntamos cuáles son los recientes libros mexicanos que está totalmente seguro que serán leídos en cincuenta años y le advertimos que debe pensar bien su respuesta porque en cincuenta años vamos a pedirle cuentas, prácticamente tod@s sudarán la gota gorda para decir los nombres que llevan años diciéndonos que son Lo Mejor de lo Mejor (que Sigue). 

La actual literatura mexicana es un estado fallido. 

Los intelectuales últimamente fingen ser críticos del gobierno. En realidad, son igual de corruptos.

6/12/14

EL FUTURO DE CHESPIRITO


Publicado en el suplemento cultural Laberinto del diario Milenio, el 6 de diciembre de 2014.

EL FUTURO DE CHESPIRITO
¿Qué leyes regían al mundo imaginario de Chespirito?
Los personajes de Chespirito tienen en común un desajuste entre lo que quieren y lo que consiguen. Su comedia reside en ser equívocos. Son sin–querer–queriendo, chispoteo, chanfle o chiripiorca.
Todos ahí siempre la están “regando”. Desde el Chavo hasta Chómpiras cada uno es un Chin… permanente. Su menesterosidad los hace entrañables.
Estos seres existen al borde de la precariedad. Es un universo de pobreza y subdesarrollo justo en el límite de volverse humillante. El humor salva a este mundo de la indignidad. Esa salvación es el alimento imaginario de Chespirito.
Chespirito trata de cómo sobrevivir infantilmente en un mundo de miseria. Por eso su humor no es hilarante; es un alivio, sostenido por frases mil veces repetidas, que ya agotaron su efecto cómico pero que siguen consolando.
Con la muerte de Chespirito miles mostraron rabia contra su función política dentro de la dictadura perfecta.
A Chespirito se le ama todavía pero cada vez se le desprecia más.
Primero Chespirito es un recuerdo infantil, un amigo mediático —un cuate como Chabelo— y luego puede ser la experiencia del desengaño de que ese amigo no solo ayudaba a sonreír dentro de la disfuncionalidad social sino que también era cómplice de conseguir que los niños se integraran a Los Jodidos. Amarán ser Chavos del Ocho.
Es comprensible que en 2014 la despedida popular hacia Chespirito haya sido agridulce. Chespirito significa manipulación e ignominia para millones. Y (callado) coraje de haberlo tenido en su vida y escuchar que deben agradecerle ser de lo mejor de su infancia.
Amar u odiar a Chespirito depende de qué sintamos ahora de aquella sobrevivencia.
Chespirito ayudó a sobrevivir una época, a mantener una vida jodida que amenazaba volverse más jodida todavía. Chespirito era la risa balsámica y sumisa dentro de la Crisis.
Paulatinamente esa sobrevivencia retransmitida, ese límite, esa torta de jamón, ese corazón de Chapulín Colorado, se desgastaron. Chespirito fue perdiendo su función de alivio. A “Síganme los buenos” ya no todos respondieron. En el mejor de los casos, Chespirito devino humor anacrónico y tercermundista; en el peor, humor para atontar prole.
Quien comprenda por qué ese humor elemental fue tan popular, comprenderá también por qué al morir Chespirito había perdido tantos amigos.
El futuro de Chespirito es gris. Intentarán su envejecimiento las empresas del entretenimiento que lucran con su repetición. Pero nadie puede negar que Chespirito ya es masivamente identificado como un comediante coludido con el gobierno.
Chespirito hoy es un símbolo de inocencia infantil y desengaño político, de sobrevivencia y rechazo, de vieja amistad y ruptura por deslealtad.
De aquí hasta su olvido, el Chavo no cesará de mirarnos (escondido) en su barril.


3/12/14

ATENTAMENTE MARX


28/11/14

PALABRA PATRIA, CASA BLANCA

Aparecido en Laberinto, Milenio, el 29 de noviembre de 2014.

* Este texto lo entregué antes de que Peña Nieto se apropiará de la frase "Todos Somos Ayotzinapa"; creo que esta apropiación (y, a su vez, la de "compas" por parte de las protestas) reitera la lógica discursiva que aquí explico.




PALABRA PATRIA, CASA BLANCA

Si analizamos el lenguaje verbal de las protestas por Ayotzinapa, ¿qué nos dicen de la relación de la sociedad mexicana con las palabras?

Estas son palabras clave del 2014 mexicano: “Fuera Peña”, “Ayotzinapa”, “Todos Somos Ayotzinapa”, “Fue el Estado”, “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”. Todas estas palabras tienen algo en común: son palabras para volver Adentro.

Son palabras que desean recuperar un límite. Un sistema de vida que en realidad es transnacional, es ocultado por un nombre altamente local: “Ayotzinapa”. La fuerza de esta palabra reside en producir la ilusión de que el problema es local.

Fuera Peña” nos dice que pensamos nuestra realidad como algo cerrado, auto-contenido y por eso se imagina la salida del presidente como la solución. Igual sucede al pedir “Estado de derecho”, otro anhelo doméstico.

“Fue el Estado” (…mexicano) no sólo es una acusación a un gobierno que se deslinda de responsabilidades sino el sueño de que la globalización nunca llegó aquí, de que PAN y PRI mantienen la soberanía.

Si la sociedad aceptara que lo ocurrido rebasa con mucho lo nacional, quizá no sabría cómo luchar, contra quién; por ende, imagina que el enemigo es principalmente interno.

¿Podrían las protestas aceptar que fue el capitalismo (es el capitalismo)? ¿Que Ayotzinapa es Ayotzi-Nafta? Como es Nafta-Narco todo lo que ocurre aquí y allá.

Las protestas están funcionando con palabras falsas pero útiles, es decir, ideológicas, que las protegen del shock de lo real. 

Palabras para formar un caparazón (en un momento global). 

Nótese la insistencia de los números en los últimos descontentos; de YoSoy132 a Los 43, como si los números a la vez que rebasan el poder contenedor de las palabras de auxilio, asimismo, acuden para darnos la certeza de que el límite puede ser contado.

Hay una ilusión nacionalista, una nostalgia de lo local, coloreando las protestas y al hacerlo se aíslan de su contexto mundial: las explosiones globales de los últimos tiempos, desde la primavera árabe hasta Occupy, desde Chile hasta Grecia. Son batallas semi-populares contra una misma guerra neoliberal.

¿Pero sabe la sociedad mexicana cuál es la guerra o quiere meter la cabeza en una fosa para no ver nada más?

En Ayotzinapa los exterminaron; en California, por ahora, les suben colegiaturas. Pero es la misma macro-economía, las mismas compañías arreglando negocios con políticos (intercambiables).

En las mismas fechas que Ayotzinapa sucedió algo similar en Saweto-Ucayali (en la Amazonía peruana). Y en Palestina.

Las palabras de la protesta en Nafta del Sur nos dicen que las palabras están siendo usadas para creer en una Vida Nacional.

Esta ideología, por cierto, es el punto de acuerdo entre el gobierno y las protestas: la familiar palabra patria. El lenguaje como nuestra propia Casa Blanca.



DETENCION (SECUESTRO) DE SANDINO BUCIO


"Condenamos la detención arbitraria y tortura de nuestro amigo y compañero el poeta y estudiante SANDINO BUCIO DOVALÍ. Exigimos que cese la violencia del Estado en contra de los estudiantes y de la población en general".


Suma tu firma:

AYOTZINAPA Y EL PLAN MEXICO


Por favor, pásenlo a sus contactos en México y Estados Unidos. Es necesario que en ambos países se sitúe lo sucedido en el contexto de la región transnacional de América del Norte y no sólo como un problema del "Estado" (mexicano).

El gobierno norteamericano está impulsando la militarización de México, es tiempo de que abramos los ojos a esta realidad, ampliamente documentada.

Les recomiendo revisar este link:
http://ustired2.com

27/11/14

CONTINUA LA NUEVA "CIVILIDAD" DICE PEÑA NIETO


Las nuevas medidas de Peña Nieto son parte de la militarización de todo Norteamérica y, en el caso de la ciudadanía, la desaparición de los "ciudadanos" y su transformación en "civiles".

El 13 de septiembre publiqué esto: "La nueva civilidad en la nueva polémica"